.

¿Qué es el bullying?

También llamado Acoso Escolar es un tipo de violencia que se da en la escuela desde uno o más compañeros en contra de otro. La violencia a diferencia de la agresión se realiza con la intención de causar dolor o daño al otro.

Por tanto, NO se trata de cualquier tipo de agresión, pelea o conflicto. Es normal que existan problemas relacionales entre compañeros. Pero estos problemas pueden resolverse dialogando, compartiendo la propia experiencia e intentando comprender el punto de vista del otro. A veces se requiere tiempo y otras el apoyo de alguien (adulto o par) que haga de mediador.

El Bullying es muy distinto

  • Es abuso de poder, porque no hay igualdad entre las partes. Esta diferencia se da por edad, fuerza física, personalidad, presencia de discapacidad o cualquier otra condición que implique una diferencia de poder.
  • Es sostenido en el tiempo. No se trata de un hecho aislado o problema puntual, sino de algo que ocurre de forma frecuente y tiene una historia.
  • Se mantiene bajo la ley de la amenaza y el silencio. Para mantener su poder quién acosa mantiene a la víctima amenazada de guardar silencio. Muchas veces los testigos también tienen miedo a denunciar u oponerse al bullying, y así el acoso se perpetúa.

La definición de Acoso Escolar que hace la ley plantea los siguientes elementos:

  • Una acción u omisión de agresión u hostigamiento
  • Reiterada en el tiempo
  • Realizada a través de cualquier medio, dentro o fuera del colegio
  • Por parte de uno o más estudiantes contra otro estudiante
  • Aprovechándose de una situación de superioridad o de indefensión del afectado
  • Que provoca en la víctima maltrato, humillación o fundado temor a verse expuesto a un mal grave

Como se trata de una situación de asimetría y abuso de poder es difícil de resolver solo dialogando. Tampoco sirve por mismo castigar a quién acosa o esperar que la víctima desarrolle más habilidades sociales o de enfrentamiento.  Para detener el Bullying, entre otras cosas, es importante:

  • La participación de toda la comunidad escolar, incluyendo a los padres y apoderados, así como las propuestas emanadas de los mismos estudiantes.
  • El compromiso de los estudiantes “testigos” del bullying para no unirse, ni reírse, ni celebrar el acoso; parar al acosador y apoyar a la víctima; no guardar silencio y pedir ayuda a un adulto.
  • La formación en empatía, cuidado del otro y resolución de conflictos
  • La capacitación de estudiantes, profesores y otros actores para intervenir ante casos de bullying.

SUBIR UA-93679598-1