.

Ayuda jurídica y resolución de conflictos

Te recomendamos FUNDACIÓN PRO BONO, quienes a través de su programa contra el bullying entregan asesoría legal a víctimas de bullying o a establecimientos educacionales que requieran ayuda en esta materia. REVISA EL MAUAL DE BULLYING REALIZADO POR FUNDACIÓN PRO BONO:

.

Preguntas jurídicas frecuentes

La ley no impone sanciones directas contra los estudiantes o adultos que cometan bullying en comunidades educativas. Son los establecimientos los que deben definir las sanciones para cada caso en sus reglamentos internos.

No obstante, la legislación sí establece que estos reglamentos internos deben definir las “diversas conductas que constituyan falta a la buena convivencia escolar, graduándolas de acuerdo a su menor o mayor gravedad”.

Asimismo, éstos deberán describir “las medidas disciplinarias correspondientes a tales conductas, que podrán incluir desde una medida pedagógica hasta la cancelación de la matrícula. En todo caso, en la aplicación de dichas medidas deberá garantizarse en todo momento el justo procedimiento, el cual deberá estar establecido en el reglamento”.

Los padres, madres, apoderados, profesionales y docentes que tengan conocimiento de bullying, deben denunciarlo al establecimiento, el cual deberá seguir el procedimiento para el caso establecido en su reglamento interno, como se explicó en el punto anterior.

En caso de que el colegio NO aplique “las medidas correctivas, pedagógicas o disciplinarias que su propio reglamento interno disponga”, éste podrá ser sancionado por las autoridades educacionales con una multa de hasta 50 UTM (unos $2.286.2009.

Dicha multa puede duplicarse en caso de reincidencia.

De acuerdo a la ley, los responsables de prevenir el acoso y promover la buena convivencia son “los alumnos, alumnas, padres, madres, apoderados, profesionales y asistentes de la educación, así como los equipos docentes y directivos de los establecimientos educacionales”.

Además, el los colegios municipales y subvencionados debe existir un Consejo Escolar, que tiene “como función adicional el promover la buena convivencia escolar y evitar cualquier tipo de agresión, hostigamiento y violencia física o psicológica hacia los alumnos”, indica la Biblioteca del Congreso Nacional.

En el caso de los establecimientos particulares, no tienen obligación de crear este consejo, pero sí deben tener un Comité de Buena Convivencia Escolar (u otra entidad similar) para cumplir la misma tarea.

Junto a todo esto, las instituciones deben tener un encargado de convivencia escolar, que implementará las medidas decididas por el consejo o comité ya mencionado.

SUBIR UA-93679598-1